España. Gijón: El agresor de Fuertes Acevedo es un ex policía con problemas mentales El hombre ingresa en el hospital por un «brote psicótico» y su ex pareja se recupera en planta de las puñaladas

Instituto Europeo Campus Stellae
Área Violencia Doméstica y Maltrato
Formación-Becas-Asesoramiento
www.campus-stellae.com
Te ayudamos:
live@campus-stellae.com
+0034 981 94 08 09

C. B. G. se recupera en el hospital de las puñaladas que le asestó su ex marido, J. P. P., delante de su hija de 8 años. Sólo le queda un hilo de voz para decir que está «bien», pero no pierde la sonrisa. Tumbada en la cama del hospital, al cuidado de su tía, cuenta que la herida del cuello, la puñalada más profunda, le duele. Ayer por la mañana aún no había podido hablar con los médicos del alcance de sus heridas.

Su ex marido, un agente de la Policía Local de Oviedo jubilado por incapacidad por problemas psiquiátricos, según apuntaron fuentes de Seguridad Ciudadana, la estaba esperando el lunes por la tarde en el descansillo del domicilio de Fuertes Acevedo en el que vive con la hija de ambos para apuñalarla. Nada más salir del ascensor con la niña, su ex marido empezó a atacarla. Y no paró hasta que llegó la Policía.

Estaba previsto que el agresor prestase declaración ayer sobre lo ocurrido ante la Policía Nacional, pero según informaron fuentes policiales, en la madrugada del martes sufrió un «brote psicótico» y tuvo que ser ingresado en el área de psiquiatría del Hospital Universitario Central de Asturias, el mismo en el que se encuentra hospitalizada su ex pareja, por las lesiones que le causó con un cuchillo. El agresor, miembro de una conocida familia ovetense, causó baja en la Policía Local hace un par de años. Siempre se había dedicado a la vigilancia de parques y jardines.

La mujer, maestra en un colegio público de Gijón, se separó del padre de su hija hace aproximadamente un año, según ha podido saber este periódico por fuentes cercanas a la familia. En apariencia, mantenían una relación «normal», aseguran las mismas fuentes, que apuntan que el padre y la madre solían coincidir en eventos infantiles en los que participaba la pequeña, y que la relación era «cordial».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber lo que opinas. Gracias por colaborar.