Instituto Europeo Campus Stellae
www.campus-stellae.com
Te ayudamos:
live@campus-stellae.com
+0034 981 94 08 09
Formación: bonificada-gratuita-becas

El pretendido síndrome de alienación parental


En el año 1985, el médico estadounidense Richard A. Gardner, inventó un “síndrome diagnóstico psicojurídico” al que llamó “síndrome de alienación parental”, definiéndolo como:


“El síndrome de alienación parental (SAP) es un “lavado de cerebro” al cual uno de los padres -generalmente la madre-, somete al hijo, en contra del otro progenitor -generalmente el padre- logrando de este modo alienar, quitar a ese padre de la vida del hijo, para hacerlo desaparecer, pudiendo llegar el niño hasta a creer que su padre abusó sexualmente de él”(Gardner, R. 1987)




Este supuesto trastorno infantil, según R. Gardner, surge exclusivamente en el marco de la justicia y en el contexto de disputas por la custodia de los hijos.
Esta primera definición, se publica en 1989, en un ejemplar de la revista  "American Fatherhood, The Voice of Responsible and Dedicated Fatherhood" F.A.I.R. The National Fathers' Organization” (1989). El artículo, firmado por Richard Gardner se titulaba: "El Síndrome de alienación parental”, ¿Por qué algunas madres ejercen todo su poder para expropiar al niño del padre? ¿Qué puede hacerse?". 

El “sap” parte de la sospecha de la “falsa denuncia” de las madres y el  “falso testimonio” de las niñas y los niños. 

Juez Serrano y un largo listado de oportunistas que aplican SAP en todo asunto de custodia, divorcios, etc.

Quienes adscriben al “sap”, aplican la sospecha sobre las criaturas negándoles el beneficio de la duda, o la presunción de “inocencia”, sin dar lugar a que pudiera existir una causa válida que justificase el rechazo hacia el padre.

El pretendido síndrome de alineación parental “sap” (o “pas” según sus siglas en inglés), hizo su aparición en España en los últimos cinco años en concordancia con la sanción de la Ley integral de medidas de protección contra la Violencia de Genero (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre). 
Al carro mediático del SAP, se han subido esencialmente oportunistas que hna visto en ello un GRAN NEGOCIO, una BUENA CAMPAÑA POLÍTICA, y engrosas las hojas y entrevistas de algunos periódicos o programas sensacionalistas.
Algunos de ellos han sido denunciados en varias ocasiones por sus practicas contrarias a los derechos fundamentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber lo que opinas. Gracias por colaborar.