Condenado a cinco años de prisión por tener cautiva a su mujer en su domicilio de Viladecans


Un juez de la Audiencia de Barcelona ha condenado a cinco años y medio de cárcel a un hombre que mantuvo encerrada a su mujer durante un año -desde mediados de 2008 hasta el 24 de marzo de 2010- en una habitación de cinco metros cuadrados, en muy malas condiciones, en el domicilio que compartían en Viladecans, permitiéndole solo acceder a un baño y la cocina.

Según la sentencia, Mohamed K.B. es culpable de un delito de detención ilegal por mantenerla durante ese tiempo en la vivienda familiar, pegada a su locutorio, de donde la mujer no podía salir por sus medios, ya que las ventanas estaban protegidas por barrotes y la puerta de salida cerrada con llave, a la que solo tenía acceso el marido. Además, la habitación, de aproximadamente cinco metros cuadrados, estaba oscura y había mucha humedad.

En todo este tiempo el acusado se ausentó durante largas temporadas, en las que no daba los suficientes alimentos a su mujer y no le hablaba y no dejaba que ella -que no tenía teléfono móvil- se comunicara con sus familiares. Un empleado del locutorio del acusado descubrió que estaba secuestrada y desnutrida, y la estuvo alimentando a escondidas durante meses. El locutorio comunicaba con la vivienda por una puerta que siempre estaba cerrada y por la que el subordinado pudo atender a las súplicas de la mujer que pedía comida, ya que en ocasiones el acusado se ausentaba durante más de 40 días sin dejarle apenas alimento, según testificaron la víctima y el empleado en el juicio.

En el escrito del juez se expone que no se puede estimar el número de veces que el empleado alimentó a la mujer y, por ende, su nivel de desnutrición. Además, el juez ha desoído la petición de la defensa de desestimar las pruebas resultantes de la entrada de los agentes en la vivienda, ya que estaba justificada porque la mujer les pidió que accedieran, pero ha consentido que no se acepten las que tienen que ver con el registro que se efectuó en el momento del rescate, no justificado.

El fiscal pedía para el acusado 12 años de cárcel por un delito de detención ilegal, uno contra la integridad moral y otro de obstrucción a la justicia, y una indemnización para la mujer de 6.000 euros, indemnización que no pagará porque la mujer no la ha solicitado.


Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Condenado/anos/prision/tener/cautiva/mujer/domicilio/Viladecans/elpepusoc/20110323elpepusoc_7/Tes




Instituto Europeo Campus Stellae

www.campus-stellae.com
live@campus-stellae.com
+0034 981522788
Formación: bonificada - F.S.EBECAS 60%

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber lo que opinas. Gracias por colaborar.