Galicia quiere implantar por ley la custodia compartida tras un divorcio


Galicia podría convertirse en unos meses en la segunda comunidad, tras Aragón, que aprueba por ley la implantación de la custodia compartida de los hijos tras un divorcio. Durante 2011 debe modificarse la Lei de Dereito Civil de la comunidad, que cambia cada cinco años y data de 2006, y este es uno de los principales puntos que presentará a la Xunta la Comisión Superior de Dereito Civil de Galicia, formada por representantes de las tres universidades gallegas, colegios de abogados, registradores, procuradores, notarios y reconocidos expertos en derecho. Ante esta posibilidad, un grupo de padres y madres han decidido crear una asociación y recabar firmas para apoyar el cambio legislativo en la comunidad, al que sin embargo se oponen varias asociaciones feministas.La última reunión de la comisión de expertos fue el pasado 10 de febrero y, según fuentes de la Consellería de Presidencia, es probable que en su próximo encuentro, sobre el mes de junio, planteen ya las propuestas concretas. El presidente de la Comisión es Alfonso Rueda, conselleiro de Presidencia, que debe decidir si traslada el texto al Parlamento para que los partidos aprueben el cambio de la ley. Por ahora, la Xunta asegura que esperará “a conocer más en concreto la medida”, aunque en el Senado fue el grupo popular el que pidió que el Gobierno estatal impulsase esta reforma, sin el apoyo del PSOE y CIU.La plataforma gallega Custodia Compartida en Galicia Xa!, con página web y perfil en el Facebook, se constituirá en asociación y celebrará su primera junta la semana que viene. Uno de sus fundadores, Álvaro Rodríguez Cabo, cree que su reivindicación será efectiva “en función de la presión social que haya” y asegura que la actual ley supone “una discriminación positiva” hacia la mujer. “Hoy en día, los padres colaboramos en el cuidado y la educación de los hijos tanto como las madres”, sostiene. “Tenemos informes jurídicos y psicológicos que indican que para un hijo siempre es mejor la custodia compartida que la monoparental”, añade. Según mantiene su asociación, “no se tiene en cuenta el interés del menor”, y resalta que “en Francia, tras la instauración de esta ley, los divorcios bajaron un 80% porque dejaron de ser un negocio para una de las partes”.Su idea es presentar las firmas que recojan en el Parlamento autonómico, ya que, afirma, “es una ley justa y aceptada socialmente, y lo demuestra que en el País Vasco estuvieron recogiendo firmas y el 70% eran de mujeres”.Sin embargo, y a pesar de que según un informe del instituto DYM a instancias de la Asociación de Abuelos Separados de sus Nietos el 80% de los gallegos –igual que la media española– se mostraría a favor de la custodia compartida, son muchas las asociaciones feministas que se oponen completamente a esta modificación de la ley. Es el caso de la Federación de Mujeres Progresistas o la Asociación de Mujeres Juristas Themis, que junto con otras agrupaciones dicen “no a la custodia compartida por ley, incluso cuando no hay acuerdo entre las partes”. Actualmente, la ley establece que la custodia será compartida solo si la pareja llega a un acuerdo.“Las organizaciones de mujeres apostamos por la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos e hijas, porque aspiramos a una sociedad más igualitaria donde también el reparto de las cargas familiares sea una realidad para hombres y mujeres. Por eso, ante los casos de separación y divorcio entendemos que la custodia debe desarrollarse siempre de forma responsable, y que el régimen de custodia compartida solo puede obtenerse cuando ambos progenitores están de acuerdo”, aseguran, para que no se ocasionen “graves conflictos”.Las asociaciones entienden que la sociedad aún no es igualitaria para poder aplicar estas reformas. “La corresponsabilidad de la pareja, en todas las tareas de cuidado y atención de las hijas e hijos, exige un compromiso de ambos, hecho que en nuestra sociedad está lejos de alcanzarse en condiciones de igualdad, al reconocerse que no es el comportamiento generalizado de las madres y los padres en la actualidad”, añaden. EL 85% DE LAS VECES, A LAS MADRESLa realidad es que los datos demuestran que en muy pocas ocasiones, sea por las causas que sea, las parejas llegan a un acuerdo para que tanto el padre como la madre se hagan cargo de sus hijos. A falta de los datos oficiales de 2010, el Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que en 2009, 2.526 de las 5.848 parejas rotas en Galicia, cerca de la mitad, tenían hijos. De esas 2.526 rupturas, el 85% acabaron con la custodia exclusiva para la madre. Por otra parte, llama la atención que la custodia compartida después de un acuerdo, a pesar de representar solo el 7% de los casos, supera a las situaciones en las que es el padre el que se queda con la tutela de los hijos, que no representan ni el 6,6%.Después de la experiencia en Aragón, la Comunidad Valenciana ha presentado también la modificación de esta ley, a pesar de que aún no ha sido ratificada en el Parlamento. En Cataluña la custodia compartida es preferente, pero no se establece por defecto, y en Navarra es el juez quien decide “en interés de los menores”. En países como Francia, Alemania, Reino Unido o Italia también se aplica la custodia compartida o la responsabilidad parental conjunta.



Instituto Europeo Campus Stellae

www.campus-stellae.com
live@campus-stellae.com
+0034 981522788
Formación: bonificada - F.S.EBECAS 60%