Los médicos de familia instan a detectar la violencia de género en la consulta


Instituto Europeo Campus Stellae
+0034 981522788
Formación: bonificada - F.S.EBECAS 60%



Los médicos de familia han instado hoy a aprovechar las consultas para detectar supuestos casos de violencia de género entre las pacientes aquejadas de depresión y ansiedad, en el congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) que se celebra en Zaragoza.La médico de familia y experta en violencia doméstica Carmen Fernández ha afirmado hoy que acudir con frecuencia a la consulta por somatizaciones y malestar psicológico es «uno de los signos de alerta que el médico debe tener en cuenta a la hora de detectar un posible caso de violencia de género».


La mitad de las mujeres víctimas de maltrato atendidas en los centros de salud presentan ansiedad y depresión, según concluye una investigación realizada en un centro de atención primaria de Badalona, que se ha presentado hoy durante el congreso, informa la organización del congreso en una nota de prensa.El trabajo, cuyo objetivo era determinar la prevalencia de mujeres que han sufrido malos tratos por sus parejas, lo ha desarrollado un equipo de Badalona sobre una muestra de 290 pacientes mayores de 16 años, atendidas durante los últimos tres años.De los diez casos de maltrato que se detectaron, sólo dos estaban diagnosticados, ya que el resto se asoció a otros problemas de salud, como insomnio, fatiga, ansiedad o depresión.Ante esta situación, la doctora Fernández admite que es una responsabilidad del profesional tomar conciencia de su papel ante este problema. «Debemos aprovechar las consultas por otras patologías para preguntar por la posibilidad de maltrato», ha resaltado.Los problemas de salud añadidos al maltrato condicionan una peor calidad de vida para la paciente, por lo que «es preciso conocer los factores de riesgo, situaciones de mayor vulnerabilidad e indicadores de sospecha».


En ese sentido, «la formación es clave, además de la sensibilidad adecuada para entender que este problema nos atañe como profesionales sanitarios», ha explicado.El médico de familia juega un papel crucial, porque muchas mujeres van al centro de salud o a los servicios de urgencias en busca de ayuda.«Los trabajadores sociales del Equipo de Atención Primaria y de los Centros de Acción Social suelen ser los profesionales que mejor conocen los recursos de este tipo y quienes mejor pueden informar a la mujer y derivar, si es preciso, a los servicios sociales», ha apuntado.Los médicos de familia recomiendan citar a la mujer sola para asegurar confidencialidad, utilizar el tiempo necesario, observar las actitudes y el estado emocional de la paciente, facilitar la expresión de sentimientos y mantener una actitud de escucha activa para ayudar a la mujer maltratada.«Es importante creer y tomar en serio a la mujer, sin emitir juicios, alertarla sobre los riesgo que corre, ayudarla a tomar decisiones y, en última instancia, respetar su decisión».


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber lo que opinas. Gracias por colaborar.