40 mujeres han sido asesinadas por violencia de género en 2016

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en prevención e intervención de Violencia y Maltrato
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com
+0034 981 522 788

 

Yolanda Rodríguez. 25 noviembre, 2016

La lucha contra la violencia de género es algo que nos incumbe a todos. Hoy, debemos conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, pero sin olvidarnos que por este motivo 40 mujeres han sido asesinadas en nuestro país en lo que va de año.

Esa es la cifra de muertas, según el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, que con motivo de la citada conmemoración, ha hecho pública una declaración institucional en la que subraya que este problema constituye uno de los ataques “más flagrantes” a los derechos humanos fundamentales.

Para combatir esta lacra, la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, ha señalado que “la mujeres tienen que romper el silencio y contar lo que les está pasando a la primera señal de maltrato lo que les está pasando”. “La única manera de poner en marcha los mecanismos de protección es la denuncia, pero si no pueden denunciar, lo que tienen que hacer es contarlo a la gente de de su entorno, a sus familiares, a sus amigos, a sus compañeros de trabajo … Tienen que saber que no están solas“.

Por ello, Carmona subraya que “toda la sociedad tiene que aislar al maltratador y rechazar cualquier signo de violencia de género por mínimo que parezca”. Y en este sentido recuerda que “el asesinato ocurre siempre después de una escalada de violencia que empieza por actos muy sutiles como el alejamiento de la familia, celos obsesivos, el control de la forma de vestir o en la manera de relacionarse”. Por eso, la presidencia del Observatorio incide en que “al menor signo que pida ayuda, que lo cuente. Lo más importante es romper el silencio“.

Según el Observatorio, la violencia machista, asegura, es hoy un elemento “estructural” de la sociedad y tiene su origen en una situación desigualitaria de dominación por parte del hombre y de discriminación de la mujer.

Su impacto, según denuncia ONU Mujeres, produce múltiples consecuencias sanitarias, físicas, sexuales, psicológicas, e incluso mortales, afectando negativamente al bienestar de mujeres y niñas e impidiéndoles su plena participación en la sociedad.

Pero también incide sobre “padres, hijos, hermanos, familiares y allegados varones” de las víctimas.

Como asegura Ban Ki-moon, secretario general de la ONU «La violencia contra las mujeres y las niñas es una violación de los derechos humanos, una pandemia de salud pública y un grave obstáculo para el desarrollo sostenible. […] Sale muy cara a las familias, las comunidades y las economías. […] El mundo no se puede permitir pagar ese precio».

Desde el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género señala que esta violencia va mucho más allá de que una mujer sufra agresiones penalmente relevantes en el marco de una relación sentimental, presente o pasada, sino que incluye cualquier ataque a su libertad sexual aunque no sea en el ámbito de la pareja.

Pese a que se han logrado algunos avances, “aún queda mucho por hacer”.

Y ello “porque aspiramos, por utópico que pueda sonar, a que no haya ni una sola mujer asesinada, lesionada o damnificada más, a que pasemos de la tolerancia cero al objetivo de víctimas cero”.

“Sumemos fuerzas y rechacemos unánimemente cualquier expresión, por mínima que parezca, de resistencia hacia la igualdad de género, combatamos activamente la discriminación, la crueldad y el ensañamiento contra las mujeres, aislemos al maltratador y condenemos a los que ejercen la más vil de las violencias”, subraya el Observatorio.

Porque es una violencia que “cuesta vidas”, y este año llevan el nombre de “Mariana Carmen, Silvia, Mirella, Isabel, Lucinda Marina, María, Lisa Jane, Ascensión, Ana, Francisca, Soraya, Victoria, Silvia, Mª del Carmen, Cristina, Yolanda, Rosario, Marina Candelaria, Lucía, Jana, Mª Aránzazu, Teresa, Karla Belén, Alexandra, Benita, Kristina, Arantza, Xue Sandra, Johana Bertina, Jean May Evelyn, Florentina, Ada Graciela, Mónica, Stefany María, Mª Isabel, Jaqueline Suzzanne, Yolanda, Celia y Juana”. 

CONVENIO DE ESTAMBUL
En esta legislatura España tendrá que hacer un esfuerzo para cumplir el Convenio de Estambul ratificado en 2014 y las recomendaciones de la ONU que reconocen “las agresiones sexuales, la trata con fines de esclavitud, el matrimonio forzoso o la mutilación genital femenina son formas de violencia sobre la mujer” y que, por tener lugar fuera del ámbito de la pareja no figuran en nuestra Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género.

Algo a lo que ya se han comprometido todos los partido políticos. El pasado 15 de noviembre, en el primer acuerdo de la legislatura, 344 diputados, todos lo que había en la Cámara, aprobaron por unanimidad una proposición no de ley (PNL) que abre la puerta a lograr el Pacto de Estado contra la Violencia de Genero.

En ella también se plantea la creación de una subcomisión en el seno de la Comisión de Igualdad para articular dicho pacto, con una “dotación presupuestaria suficiente”, y modificar la legislación vigente para abarcar las diferentes formas de violencia contra la mujer.

Además, se pretende impulsar la modificación del artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para suprimir la dispensa de la obligación de declarar contra su cónyuge o pareja de las víctimas de violencia de género, así como suprimir el atenuante de la confesión para este tipo de delitosy la preceptividad de la asistencia letrada antes de la interposición de la denuncia.

1995, UN AÑO CLAVE

La violencia sobre la mujer ha sido, a lo largo de la historia, legitimada por casi todas las sociedades y culturas. Sin embargo, desde el inicio de los años 90 se empieza a tomar conciencia, en el ámbito internacional, de que este tipo de agresiones que sufren las mujeres por el hecho de serlo tienen que desaparecer…. Pero no será hasta 1995, tras la Conferencia de Pekín cuando se ponga un nombre específico para definir este tipo de conductas agresivas, que desde entonces se denomina violencia de género.

Tras esa Conferencia, la Asamblea General de Naciones Unidas, en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999, decidió que cada 25 de noviembre se conmemore el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
 
FUENTE: Confilegal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber lo que opinas. Gracias por colaborar.