Una aplicación móvil para ayudar a luchar contra la violencia machista

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en prevención e intervención de Violencia y Maltrato
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com
+0034 981 522 788

La monumental novela póstuma de Roberto Bolaño 2666 describe en una de las cinco partes que la conforman (La parte de los crímenes) el asesinato durante cuatro años de cientos de mujeres en la ciudad fronteriza de Santa Teresa, lugar ficticio que remite inevitablemente a Ciudad Juarez. Son 350 páginas de horror en las que el chileno, con un estilo entre el informe policial y la crónica de sucesos, abandona su habitual exuberancia narrativa para desgranar una letanía de ignominia. De algunas de las víctimas aporta el nombre -a otras se las niega incluso el derecho a ser recordadas: tienen tan poco que no les da ni para la memoria-, de otras apenas unas datos biográficos, de todas las circunstancias del asesinato. Bolaño, uno de los más grandes escritores en lengua castellana del último siglo, despoja en esta ocasión su prosa de cualquier tentación ornamental, porque no hay adjetivos que puedan ilustrar con la suficiente contundencia el horror absoluto. Un horror repetido y constante, que no distingue entre clases sociales, niveles culturales ni zonas geográficas.

Y si no hay adjetivos, mejor echar mano de las cifras (frías y con aristas, cortantes pero contundentes): durante los últimos quince años en nuestro país, según datos del Ministerio del Interior, han muerto asesinadas por violencia machista 885 mujeres. Más de un asesinato a la semana. Y el año 2017 es el peor de la última década. La lucha contra esta violencia debe realizarse desde todos los ámbitos de la sociedad: son importantes, como vienen reclamando numerosas asociaciones y activistas, las medidas políticas (con sus correspondientes acuerdos y ampliaciones presupuestarias), pero también las policiales, judiciales y asistenciales. Y, sobre todo, como un paso hacia un futuro que consiga eliminar esta tragedia, la concienciación y educación para que todo el mundo se sienta apelado e implicado. Dentro de este ámbito las nuevas tecnologías pueden jugar un papel importante por su inmediatez para difundir mensajes, así como la naturalidad con la que las integran los jóvenes y adolescentes.


YgualeX
es un espacio digital en forma de aplicación para móviles que busca involucrar a toda la sociedad, asociaciones, instituciones, fuerzas de seguridad, justicia y medios de comunicación en la lucha contra la violencia machista, con especial foco en los jóvenes. Olga Caldera, presidente de AMAR (Asociación de Mujeres para el Apoyo y el Refuerzo), asegura que el primer paso siempre es que la propia víctima se identifique como tal, y cree que la herramienta puede ayudar en esta dirección para a saber “cuáles son los pasos que tiene que seguir, dónde pedir ayuda o dónde acudir para salir del entorno en el que está metida”. José Salamanca, director de proyecto en YgualeX, destaca que es “una aplicación innovadora a nivel tecnológico” y, lo que es más importante, que no está únicamente enfocada a las mujeres que sufren la violencia machista, para que todos podamos involucrarnos. Una llamada que es una necesidad puesto que, como los datos demuestran, esta barbarie, en lugar de retroceder, aumentara cada día negando a nuestra sociedad el derecho a considerarse civilizada, hasta que la mitad de su población deje de estar amenazada por el simple hecho de ser mujer.

FUENTE: Malu Barnuevo. El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber lo que opinas. Gracias por colaborar.